Accesibilidad


En El Capricho de Gaudí estamos muy preocupados por ofrecer las mejores condiciones de acceso y disfrute posibles a las personas que tienen algún tipo de discapacidad. Por eso trabajamos cada día para que este palacete del siglo XIX disponga de las mejores condiciones de acceso dentro de las limitaciones que implica su conservación.


Todo el recinto exterior del Capricho de Gaudí es accesible en silla de ruedas. Sin embargo las condiciones del terreno, realizado en piedra, pueden ser incómodas. Recomendamos siempre que contacte con nosotros para que le demos indicaciones más precisas.

Existen rampas de acceso para llegar a la planta principal, que es visitable en su totalidad con silla de ruedas. Lamentablemente hay dos desvanes a los que se accede por escaleras de caracol que no son accesibles en silla de ruedas o para personas con una movilidad reducida.

Nos puedes visitar con tu perro guía o con tu perro de ayuda si quieres. Podrás disfrutar del exterior y del interior del edificio sin ningún problema. Las personas en silla de ruedas o invidentes tienen acceso gratuito y cuentan con otra gratuidad para su acompañante.